viernes, 16 de mayo de 2014

¿Que nos ofrecerá Internet en 2020?

El mundo cambió hace unos años, por lo menos como lo conocíamos, nos habían educado para buscar un trabajo fijo y para ser un eslabón más de la cadena, pero ¿que ocurre si algo cambió?, recuerdo una conversación allá por el 2012, ¿recuerdas aquella película?, los mayas habían vaticinado el final del mundo en una fecha de diciembre, pero, ¿y si se referían a que se avecinaba un gran cambio?

Internet sigue creciendo imparable, se prevé un incremento en el mundo, de los 2400 millones conectados a Internet podemos pasar en apenas dos años a los 5000 millones y esto es posible merced a los dispositivos móviles, unido a la caída de precios que experimentará el mercado de las tablets y los smartphones. Así mismo destaca el hecho de que el 60 % de las búsquedas en Google son a través del móvil, esto lejos de acabar irá en aumento.

Cada vez más dispositivos estarán conectados a Internet, ahora empezamos a tener TV inteligente, pues también llegará el turno de la nevera inteligente que sea capaz de encargar el carro de la compra directamente cuando algún alimento esté agotado, igual sucederá con muchos electrodomésticos. El mundo de la robótica, también controlada desde Internet, no ha hecho nada más que comenzar, la barrera de conexión entre el hombre y la máquina tiende a romperse gracias a la interactividad, la facultad de las máquinas de aprender de su dueño, todo ello para hacernos la vida más fácil. Esto generará un montón de profesionales nuevos.

Internet se conoce desde hace unos 20 años, se expandió hace unos 8, las redes sociales apenas llevan 7, esto no ha hecho nada más que comenzar, se trabajará mucho en la integración multidispositivo, cuanto más aparatos conectados, mayor demanda de servicios, trabajaremos en la nube, esto lleva tiempo existiendo pero se incrementará, incluyendo los nuevos SAAS (Software as Service), todos hemos utilizado alguno, Facebook está basado en este sistema, el filtrado de contenidos será absolutamente necesario dado la cantidad de Terabytes que se generan día a día en el mundo, el Social Commerce, la web 2.0, esta dará paso a la Web 3.0 donde la información busca al interesado, junto con la globalización y la crisis han hecho que la forma de llegar a nuestros clientes sea totalmente diferente.

Los pequeños comerciantes entrarán definitivamente a formar parte del Comercio Electrónico, y aunque parezca raro volveremos a comprar en el pequeño comercio, así mismo se buscarán acuerdos con otras empresas,  esto será posible a través de la geolocalización, podremos tener lo necesario en el menor tiempo posible, ya sea con cupones o con maneras de fidelizar a sus clientes, competir con las grandes superficies no será utopía.

Una de las grandes barreras a superar por el E-Commerce es la seguridad, por ello ya se está trabajando en esto, el uso de un pequeño plugin en nuestro navegador o una App podría apoyar firmemente la posibilidad de realizar compras en Internet totalmente seguras y que, llegado el momento, de una posible utilización fraudulenta, dado que vigila nuestra actividad en la Red,  supiera que no somos nosotros, bloqueará el intento de suplantación. Si no se ha terminado de implantar totalmente es porque todavía hay gente muy reticente a las compras online, tema sobre el cual se escribirán muchos megas todavía.

El hecho de que el usuario cada vez esté más informado, le convierte en un gran conocedor de nuestro producto, casi más que nosotros, por tanto el principal esfuerzo de las empresas irá encaminado a que ese usuario forme parte de sus comunidades online, donde “el boca a boca electrónico” será el rey.
En cuanto a la labor de marketing, las grandes campañas publicitarias, donde llegamos a mucha gente pero no todos están interesados, es decir “matar moscas a cañonazos” pasarán a la historia, surgirán nuevas profesiones dedicadas a estos menesteres,  hoy ya no vale llenar el buzón de folletos para vender, ni bombardear el buzón del usuario con publicidad no deseada,  asistiremos a la practica desaparición del mail, de hecho hoy la mayoría de la gente utiliza aplicaciones de mensajería instantánea (reciente compra de WhatsApp por Facebook),  se continuará ofreciendo contenido de valor para atraer y vincular nuevos seguidores que a su vez se conviertan en embajadores de Marca,  el comercio electrónico avanzará a ritmo de vértigo.

Por otra parte la TV, hoy líder en publicidad se adaptará a las nuevas tecnologías, siendo cada vez más interactiva, la inversión en publicidad lejos de caer irá trasladándose a otros medios, segmentada debidamente,  la información nos buscará, pero sólo aquella que nos interesa. Inglaterra es referente en este caso, con un 25% de su publicidad en línea, ha superado a la inversión en TV, en este país como en Estados Unidos llevamos el mismo camino.


La información que las marcas ofrecen a sus seguidores, mediante soportes tradicionales o incluso en redes sociales no será suficiente, tendrán que esforzarse en demostrar en que actúan de acuerdo a estos valores, de nada servirá decir y no hacer, las empresas se ocuparán de formar e incentivar a todos los integrantes de sus departamentos, olvidaremos la famosa frase: “A mi las redes sociales me las lleva mi sobrino, para mandar un tweet y una foto no necesito a nadie”, o aquella otra: “yo no tengo facebook ni lo tendré”, todos aquellos que se han negado en rotundo a emplear las redes sociales, a conectarse, incluirán en sus proyectos profesionales en la gestión de los recursos de la Web 2.0, ya transformada en Web 3.0, de una forma o de otra, los encontraremos conectados, todos los departamentos actuarán siempre bajo las directrices previamente incorporadas a sus estrategias de marketing o Social Media.

No hay comentarios:

Publicar un comentario