jueves, 17 de marzo de 2016

Safe Harbor y Privacy Shield, a vueltas con la privacidad

“No quiero vivir en una sociedad que hace este tipo de cosas… No quiero vivir en un mundo donde se registra todo lo que hago y digo. Es algo que no estoy dispuesto a apoyar o admitir.” Edward Snowden, hablando con The Guardian, en junio de 2013

En efecto son palabras pronunciadas, no hace mucho tiempo, por Edward Snowden, nos informaba de la falta de privacidad que tenemos, en ese momento se refugiaba en alguna parte y abandonaba su casa en Hawaii, donde vivía bien acomodado, este tipo de cosas te hace pensar, como mínimo te hace dudar.

En Estados Unidos existen leyes diferentes a la UE en cuanto  al tratamiento de datos, y este es el principio de donde salió el acuerdo SAFE HARBOR, intentando garantizar el uso de los datos, apoyándose en esos criterios cualquier empresa norteamericana se adhería al acuerdo y estaba listo para operar con los datos de cualquier ciudadano UE, el problema ocurrió cuando se supo que a los gobiernos no se les exigía tal acuerdo.

Y un día apareció Max Schrems, alarmado por el trato que se estaban dando a los datos en USA, pidió su historial en Facebook, solamente en tres años le habían almacenado más de 1000 páginas, pudo comprobar que mensajes por el borrados seguían apareciendo en esos servidores,  esa información no estaba a salvo en USA, en primer lugar se puso en contacto con la administración irlandesa encargada de protección de datos (Facebook puede tener servidores allí), en vista de la respuesta negativa de la citada autoridad, emprendió la vía judicial, consiguió llevar su caso al Tribunal de Justicia de la UE. A partir de ahí las consecuencias las hemos visto todos, la caída del Safe Harbor o “puerto de seguridad”, con ello nacía el Privacy Shield, “escudo de privacidad”, en el que se comtemplan el tratamiento de los datos personales que hacen las empresas norteamericanas, de los datos recogidos en la UE, comunicado de la Agencia Española de Protección de Datos.

¿Pero que es todo esto? ¿En que me atañe a mi o a mi empresa?, en todo, amigo mío, porque todos utilizamos servicios en la nube, todos utilizamos el email, Google, Dropbox, solo por citar alguno, en el momento que cualquier documento guardado en esos servidores contenga datos de usuarios, debes de respetar la política de datos, la AEPD te puede aclarar, en su página, detalles más profundos, mi labor es solo intentar explicarte este revuelo y buscar soluciones para seguir trabajando con estas herramientas.
Según todo esto deberíamos de adaptarnos a las nuevas circunstancias, bien firmando un documento con nuestros actuales proveedores de herramientas online, en el cual se comprometen a tratar los datos de ciudadanos europeos de acuerdo a su propia ley, o bien migrando nuestros datos a servidores en suelo europeo.

Los bloggers tenemos que estar atentos a todas estas cosas, recogemos datos, y entre las muchas herramientas que utilizamos a diario, en nuestro trabajo, sobre todo los marketeros, están los auto respondedores o plataformas de EMail Marketing, puedes consultar un post que dediqué al tema el año pasado, en este aspecto, destaca una empresa española que se llama MailRelay, no pierdas de vista su nueva cuenta Blogger, con ella tienes servidores en suelo europeo, con lo que tendríamos nuestra información a salvo, 600000 envíos mensuales y 120000 suscriptores en su cuenta Free. 
En su blog puedes encontrar más información sobre el uso de la herramienta, cumpliendo con la normativa vigente, en cuanto a datos se refiere, y, como no, todos los tutoriales que necesites para importar las plantillas que tuvieras en tu plataforma antigua, así como la información necesaria para aprender el manejo con la plataforma, si, con todo ello, tuvieses dudas, cuentan con servicio de atención al cliente especialmente interesado en que la migración o el inicio sea un éxito.


¿Realmente somos conscientes de que se hace con nuestros datos?
¿Merece la pena aquella app gratuita si me van a tomar todos los datos?

Te animo a que me hagas llegar tus comentarios, un blog no es lo mismo sin la opinión de sus lectores

No hay comentarios:

Publicar un comentario