lunes, 22 de agosto de 2016

Perseverancia, el secreto de un blog

Cuando decides dedicarte a una profesión determinada, normalmente es porque eso te gusta, si es a lo que te dedicas, esto se puede convertir en un problema, ¿porque digo esto?, cuando realizas esta actividad te sientes bien, si, pero si te dedicas profesionalmente se puede convertir en una obligación, y estas no son del gusto de nadie. Entonces necesitas oxigenarte, desconectar o como desees llamarlo, en mi caso, como siempre digo, mi trabajo es conocer gente, ampliar círculos, por ello puede suceder que necesites un tiempo para ti mismo. Una buena opción para eso es viajar, cada cual puede buscar la suya obviamente.
Después de un par de meses de estar apartado de mi blog, ha llegado el momento de volver, con más fuerzas si cabe, esto no se puede abandonar, si tomaste el compromiso de crearlo, hay que mantenerlo, y por eso estoy aquí de nuevo con vosotros.
Ocurre lo mismo con las redes sociales, parte importante de tu trabajo diario será el seguir teniendo actualizaciones de estado, lo más importante es continuar lo que has emprendido, no lo olvides, es el principio básico.
 
Llega septiembre y es momento de tomar nuevos proyectos y aprovechar el descanso para recuperar la creatividad, si decidiste crear tu blog, no olvides que la mayoría de ellos no alcanzan el año de existencia y es ahí donde está el error de la mayoría de las personas que lo tienen, tal vez no te van a llover las ofertas pero esto es como tu tarjeta de visita, debes cuidarlo, es tu presencia en la red, tu labor es cuidarla, es tu carta de presentación ante un mundo globalizado, demuestra lo que sabes, a pesar de que pienses que todo el mundo sabe estas cosas, hay gente que no las sabe, o no tiene tiempo de aprenderlas, perseverancia y desarrollo personal son dos cualidades prioritarias para todo en la vida. Si estás cansado, no desfallezcas, tarde o temprano tendrás tus frutos.
No te dejes llevar por el desánimo y antes de que te des cuenta tendrás resultados, trabaja y trabaja en ello, tendrás medio camino recorrido, no se trata de abandonar tus labores cotidianas, pero si de marcarte unos objetivos, solo así un día observarás que todo ha cambiado y que el blog funciona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario